MARATÓN DE CINE

SÁBADO, 3 de enero

Cines Golem. 0.30 horas


VALS CON BASHIR
‘VALS CON BASHIR’ (Waltz with Bashir).
Israel, Francia y Alemania, 2008.

Conmovió en Cannes incluso a aquellos que afirman que una película de dibujos animados no es una película. Desde luego, no es un filme edulcorado destinado al público infantil. Su argumento arranca una noche, en un bar, cuando un viejo amigo cuenta al director Ari Folman que tiene una pesadilla recurrente en la que le persiguen 26 perros. Lo sorprendente de ‘Vals con Bashir’ es que, lejos de escabullirse de lo real a través del dibujo, el espectador no puede evitar sentirse tocado por la denuncia que en su interior alberga la que forma ya parte de la galería de obras maestras de la animación de todos los tiempos.

BIENVENIDOS AL NORTE
‘BIENVENIDOS AL NORTE’ (Bienvenue chez les Ch'tis). Francia, 2008.
Si algo se impone en esta inteligente y confortable película, Gran Premio del Público en la última edición del festival de Sevilla, es su alegato contra la estupidez de los prejuicios. Dirigida e interpretada por Dany Boon, su idea argumental crece sobre ese juego de ideas preconcebidas que dan lugar a lo inesperado. El personaje central es Philippe Abrams, encargado de una oficina de correos de Salon-de-Provence, al sur de Francia. Su trasladado a la ciudad de Bergues, al norte del país galo, será un cambio que supondrá una fuente de sorpresas y de engaños, de malentendidos y de descubrimientos, que fuerzan la sonrisa y se ganan la complicidad del público.

UN JUEGO DE INTELIGENCIA
‘UN JUEGO DE INTELIGENCIA’
(Free Rainer: Dein Fernseher lügt). Alemania y Austria, 2007.

‘Un juego de inteligencia’sigue las vicisitudes de Rainer, un periodista que sufre una especie de revelación tras estar al borde de la muerte. Esa experiencia hace que se replantee su vida y decida producir un noticiario para el ‘prime time’ de su cadena, que haga pensar al espectador. Hundido por la poca audiencia del programa, Rainer deja su trabajo y se embarca en una aventura insólita que lleva a manipular los sistemas de medición de audiencias provocando un curioso caos. El resultado aparece tan suavemente divertido como ingenuamente reivindicativo.

DÉJAME ENTRAR
‘DÉJAME ENTRAR’ (Låt den rätte komma in). Suecia, 2008.
¿Cómo imaginar una historia de vampiros en medio de la autosuficiente y protegida sociedad sueca del presente? Déjame entrar’ lo consigue con una belleza fascinante y con una historia muy poderosa. En los paisajes limpios de Suecia, en medio de un frío que corta y una soledad que hiere, Tomas Alfredson ha levantado una emotiva película en torno al guión de John Ajvide Lindqvist. Una película de múltiples caras que habla del acoso escolar, de una historia de amor entre dos niños al borde de la adolescencia, de una maldición que siembra la muerte en medio de parques nevados y de una brutal venganza. Cada espectador puede escoger la cara que más le interese pero, sin duda, lo mejor de esta película consiste en que es todo eso y además es otra cosa.